»
C
o
u
m
n
a

L
a
t
e
r
a
l
«
CEEPI: Amistad padres e hijos
Octubre 21, 2014
-->

¿Es bueno ser amigo de los hijos?


  • Este tipo de relación genera confusión y muchos conflictos a futuro.
  • Es más fácil que asumir el verdadero rol: el de padres.
  • Estos papás provienen de familias muy rígidas y ahora se van al polo opuesto; hay rasgos que los definen.
  • Los adolescentes tendrán conflictos con la autoridad, no tendrán límites ni disciplina.
  • Los especialistas de CEEPI abordan el tema.



Muchos padres de familia presumen de ello: “soy amigo de mis hijos”. La realidad indica que este tipo de relación entrega conflictos. “Hay roles que no deben cambiar y los padres son padres, no amigos. Esto sucede cuando llega la hora de la rebeldía adolescente. A los papás literalmente les da terror enfrentar este momento y asumen la postura más cómoda: ser amigo. Sabemos que este tipo de relación generalmente fracasa aunque ahora se presenta con mayor frecuencia. Esto, por la incapacidad que tienen los padres para asumir su verdadero rol”, explicó la Dra. Claudia Sotelo Arias, directora del Centro de Especialización de Estudios Psicológicos en la Infancia (CEEPI).

En términos generales este tipo de padres de familia tienen una edad promedio de 40 años. Fueron educados en hogares con normas muy estrictas y por ende, no fueron tomados en cuenta por sus papás durante su adolescencia o niñez. Además se les dificulta ejercer su autoridad – en todos los aspectos de la vida – y se les complica comprometerse, incluso con sus propios hijos. Pueden ser “los jóvenes eternos” que les duele ejercer su rol de padres porque en el fondo tienen temor a envejecer.

El resultado es que suelen ser demasiado condescendientes; pero de entrada hay una incongruencia – explica la especialista – una relación entre padres e hijos no puede ser entre iguales. “Debe ser cercana, abierta, flexible, honesta, con mucha comunicación, pero siempre dejando claro que el padre y la madre son figuras de autoridad y un referente en una escala jerárquica. La amistad, en cambio, se da entre pares y eso no puede suceder en una relación de padres – hijos: a la larga crea confusiones, genera anarquía y muchos trastornos ligados al conflicto con la autoridad y a la falta de disciplina”, sostuvo Sotelo Arias.

La Mtra. Liliana Paz Hernández, psicoterapeuta de niños y adolescentes y coordinadora de Atención Psicológica de CEEPI, subrayó que en la adolescencia, los padres deben iniciar una nueva etapa basada en la negociación: “pero nunca hay que traspasar la línea de autoridad porque los adolescentes pierden esa figura tan necesaria (la de autoridad paterna o materna). En nuestra clínica hemos visto que los adolescentes con este tipo de relación tienden más a tener un bajo aprovechamiento escolar, son ingobernables y están insatisfechos o frustrados”, dijo.

CEEPI enumera algunos efectos negativos:



  • Con el tiempo se puede perder la autoridad paterna o materna.
  • Es una relación desigual: la mayoría de los padres son amigos de sus hijos cuando les conviene y esto confunde a los niños y a los adolescentes.
  • Los hijos que se siente amigos de sus padres generalmente tienden a la indisciplina y al desorden.
  • No respetan la autoridad (maestros, instructores) ni tienen límites.
  • La historia casi siempre termina mal: hay peleas constantes.
  • Los padres son una guía para los hijos. Si se termina esto, quién los va a guiar.
  • Amigos tendrán toda la vida, pero papás sólo hay dos: son irrepetibles e irremplazables.
  • Atentan contra la intimidad que deben tener los hijos.


Otros puntos a tomarse en cuenta:



  • Poner límites y asumir la autoridad no significa ser autoritario o un dictador dentro del hogar.
  • Los hijos tendrán toda su vida para tener amigos, lo que necesitan de sus padres es amor, protección y consejos de vida.
  • Al no ejercer su rol de padres no otorgan a sus hijos las cualidades inherentes a su función: esperanza, protección, tranquilidad y cobijo o que éstos siempre van a estar, pase lo que pase.


Entrevistas y atención a medios de comunicación en MásQueRP. Escríbenos o llámanos: prensa@masquerp.com y al 55 5212-6991 en la Ciudad de México.


Mayor información en www.ceepi.mx


ACERCA DE CEEPI

Somos un grupo de especialistas en el área de la psicología infantil que tenemos como principio el cuidado de la salud mental de los niños y de los adolescentes. CREEMOS EN LA FELICIDAD INFANTIL, y con base en ello, estamos convencidos de que podemos retomar la esencia de la infancia: Ser niño debe ser un sinónimo de felicidad, juego, ilusión, curiosidad e inocencia.

Para saber más sobre nuestra visión y los servicios que disponemos para la comunidad ingresen en www.ceepi.mx


Deje un comentario

Get Adobe Flash playerPlugin by wpburn.com wordpress themes
MásQueRP. Teléfono: + 52 (55) 5212-6991 e-Mail: contacto@masquerp.com