»
C
o
u
m
n
a

L
a
t
e
r
a
l
«
CEEPI: Amor y Facebook
Febrero 13, 2014
-->

El amor en tiempos de Facebook: nada nuevo

  • Siempre hubo amor a distancia: cartas, telégrafo, teléfono y ahora son las redes sociales.
  • Hay que alertar a los adolescentes sobre los riesgos.
  • Lo usan como antes sus padres empleaban otros medios: ahora le agregan fotos y video ante una comunidad grande como testigo.
  • La tecnología no es mala, al contrario, pero deben imponerse límites para evitar el peligro
  • CEEPI expone la temática.


Las redes sociales no implican una transformación en las relaciones afectivas, mas sí un mayor riesgo. Las relaciones de noviazgo anteriormente se desarrollaban de manera epistolar. Las cartas iban y venían con versos, historias y relatos de amor entre los adolescentes. Después el teléfono jugó un papel fundamental: horas y horas de estar platicando y los recibos telefónicos eran la evidencia. Ahora el amor casi no se escribe en las cartas ni se platica por teléfono: el medio son las redes sociales. “A las palabras se le agregaron fotos y videos. Así una comunidad de gente es testigo de los amores de los adolescentes, de sus desencuentros, de sus reconciliaciones y rompimientos ¿Es bueno o malo? Depende de cada caso y de la madurez de los jóvenes pero sus familias deben jugar un papel clave para evitar posibles desaguisados y situaciones que los pongan en riesgo”, explicó la Dra. Claudia Sotelo Arias, directora del Centro de Especialización de Estudios Psicológicos en la Infancia (CEEPI).

A decir de la especialista, la tecnología no es mala. El problema es la forma en que se usa. “Al amor a distancia siempre ha existido en todas sus modalidades. Entonces qué es lo nuevo: nada. Las relaciones afectivas son las mismas de siempre, el cambio es el impacto que pueden tener al ventilarse en una comunidad abierta a todo tipo de personas e incluso desconocidos. Como todo en la vida, la mesura y la responsabilidad deben regirlas”, dijo.

CEEPI ha detectado varios tipos de relaciones entre jóvenes:


  • Relaciones que se llevan del mundo real al virtual – que es lo más común -.
  • Relaciones que comienzan en la red social y se trasladan a la vida real.
  • Las relaciones virtuales que jamás dejan de serlo – se dan pero en menor grado -.
  • Los que cambian de identidad e incluso de género – usan fotos que no son suyas e incluso se hacen pasar por hombres cuando son mujeres. Implican mucho riesgo -.
  • Puro Sexo. No es nuevo. Antes existían los clasificados, mas ahora se emplean las redes sociales como gancho para atraer parejas sexuales, lo cual constituye un foco rojo para los adolescentes.


¿Qué hacer y qué no hacer como padres de familia?


  • La primera red social. No todos los jóvenes maduran igual. Por ejemplo, hay chicos de 16 años que son incapaces de manejar un auto y hay otros de menor edad que son más responsables y lo pueden hacer. Lo mismo sucede con red social.
  • Nunca entrar a la red social de los hijos. Viene a ser como cuando la madre leía el diario de la hija. Es intrusivo, genera resentimientos y magnifica las preocupaciones.
  • Debe haber horarios y límites en el uso de los dispositivos con acceso a Internet; por ejemplo ni grandes ni chicos deben tuitear ni ver mails a la hora de las comidas.
  • Medidas de seguridad. Los adultos no pueden ser indiferentes a la tecnología. Tienen que adentrarse en ella para poder asesorar a sus hijos en materia de uso y de seguridad de la red social.

La especialista explicó que los padres de familia deben estar siempre al pendiente: “pero principalmente tener una comunicación efectiva con los hijos. Si un joven se vuelve adicto o enfrenta situaciones de riesgo es responsabilidad de los padres de familia. También es el resultado de una mala relación entre padres e hijos desde el punto de vista de la salud mental”, concluyó.

Mayores informes en www.ceepi.mx


ACERCA DE CEEPI

Somos un grupo de especialistas en el área de la psicología infantil que tenemos como principio el cuidado de la salud mental de los niños y de los adolescentes. CREEMOS EN LA FELICIDAD INFANTIL, y con base en ello, estamos convencidos de que podemos retomar la esencia de la infancia: Ser niño debe ser un sinónimo de felicidad, juego, ilusión, curiosidad e inocencia.

Para saber más sobre nuestra visión y los servicios que disponemos para la comunidad ingresen en www.ceepi.mx

Mayor información en prensa@masquerp.com o al 5212-6991 en la Ciudad de México


Deje un comentario

Get Adobe Flash playerPlugin by wpburn.com wordpress themes
MásQueRP. Teléfono: + 52 (55) 5212-6991 e-Mail: contacto@masquerp.com