»
C
o
u
m
n
a

L
a
t
e
r
a
l
«
CEEPI El Fenómeno nini en México
Septiembre 18, 2014
-->

¿Qué lleva a los jóvenes a no hacer nada de su vida?


  • Ni trabajan ni estudian aunque tengan oportunidades de hacerlo.
  • Son los ‘nini’ o personas incapaces de moverse, debido a la depresión y otros trastornos emocionales.
  • CEEPI ofrece una descripción de su personalidad y las medidas a tomar para revertir la situación desde el punto de vista psicológico.


En México cerca de siete millones de jóvenes de la población de entre 18 y 30 años de edad no trabajan ni estudian. Los motivos son hasta cierto punto razonables: unos no encuentran empleo o no tienen oportunidad de estudiar por falta de recursos. Otros perdieron su empleo. Lo peculiar es que existe un segmento que tiene la oportunidad de estudiar e incluso de trabajar pero no lo hace. A ellos se les conoce como la Generación ‘nini’ (ni estudian ni trabajan). “Este fenómeno se concentra en las clases medias mexicanas  aunque no se puede generalizar; están en prácticamente todos los segmentos sociales. Así en los socioeconómicos bajos, muchos de los ‘nini’ por desgracia optan ingresar a las filas de la delincuencia”, explicó el Dra. Claudia Sotelo Arias, directora del Centro de Especialización de Estudios Psicológicos en la Infancia y Adolescencia (CEEPI).

A decir de la especialista, la causa fundamental es la depresión que precede un estado de pereza emocional, física y por ende, mental. “Como ejes paralelos encontramos una baja autoestima y un miedo irracional a fallar. Los jóvenes ‘nini’ tienen una personalidad abúlica, lo que se traduce en una indiferencia total hacia a los factores externos. Como están inmiscuidos en este cúmulo de emociones, son incapaces de tomar decisiones y les aterra enfrentarse a la realidad”, explicó.

A decir de la especialista esta generación de jóvenes proviene de un núcleo familiar donde hubo sobreprotección o bien, constantes escenas de violencia. “Todos sabemos que si a un hijo le solucionas la existencia desde niño, éste aprenderá a no esforzarse por obtener lo quiere. Cuando se vea forzado a hacerlo, simplemente no tendrá los recursos emocionales. A su vez, si un niño fue maltratado física y psicológicamente, irá minando su autoestima hasta llegar a la adultez. Si a un niño le dices constantemente ‘inútil‘ o ‘tonto‘ desde la primera infancia, podremos obtener un adulto ‘nini’ a futuro”.

Paralelamente a la vida en familia, una parte significativa de los mexicanos desde hace tiempo dejaron de creer. Un joven  estadounidense o francés, por citar unos ejemplos, cree en su nación, en sus instituciones e incluso en sus símbolos religiosos, familiares o étnicos. En cambio por desgracia, el mexicano está dejando de creer en todo ello debido a los tiempos de incertidumbre que vivimos. “La juventud es la etapa de los ideales, de la fe, de la amistad, de los amores primeros, en pocas palabras, el joven (adolescente) cree y confía prácticamente en todo. Si les quitamos eso, ¿qué queda entonces?”, sostuvo la Mtra. Vanesa Echandi, psicoanalista de CEEPI.

Por último, la especialista recomendó a las personas o familiares que tienen un hijo ‘nini’ reconocer que un joven con depresión crónica es responsabilidad de la propia familia: “Un joven de estas características no presentó estos trastornos de la noche a la mañana. Con certeza, la  familia fue copartícipe por lo que es indispensable comunicarse con él. Es necesario ser honesto y reconocer los errores para salir adelante de la situación”, concluyó Echandi


No obstante en los casos más agudos será necesario tomar otras medidas como acudir a una terapia psicológica, con la cual se podrá salir adelante.


CEEPI da conocer los síntomas para detectar a un joven ‘nini’:


  • Padecen un estado depresivo constante o por más de seis meses.
  • Son pesimistas en todo.
  • No tienen comunicación con sus familiares más cercanos.
  • Se aíslan e incluso pierden amistades o bien pueden ser altamente populares en un núcleo social de puros nini.
  • Pueden perder sus relaciones de noviazgo debido a su inactividad.
  • Se vuelven adictos al alcohol, a las drogas, a la comida, fuman en exceso o bien se la pueden pasar horas navegando en Internet y se vuelven dependientes de dispositivos con el iPod o los videojuegos; pasan mucho tiempo en la calle.
  • Son exageradamente rebeldes y riñen constantemente con sus padres y hermanos.
  • En algunos casos mencionan que se quieren suicidar.
  • Descuidan su aspecto personal.
  • Pueden padecer problemas alimenticios – comer en exceso o presentar indicios de bulimia y anorexia, entre otros trastornos.


Mayores informes sobre este tema en www.ceepi.mx. Información para prensa y solicitud de entrevistas en MásQueRP: prensa@masquerp.com al 55 5212-6991 en la Ciudad de México.


ACERCA DE CEEPI

Somos un grupo de especialistas en el área de la psicología infantil que tenemos como principio el cuidado de la salud mental de los niños y de los adolescentes. CREEMOS EN LA FELICIDAD INFANTIL, y con base en ello, estamos convencidos de que podemos retomar la esencia de la infancia: Ser niño debe ser un sinónimo de felicidad, juego, ilusión, curiosidad e inocencia.

Para saber más sobre nuestra visión y los servicios que disponemos para la comunidad ingresen en www.ceepi.mx


Deje un comentario

Get Adobe Flash playerPlugin by wpburn.com wordpress themes
MásQueRP. Teléfono: + 52 (55) 5212-6991 e-Mail: contacto@masquerp.com